Grandes Ligas de Béisbol

Luego de cinco tremendas y dramáticas batallas a lo largo de la Serie Mundial 2017 del beisbol de las Grandes Ligas, todo se resume al regreso de la contienda por el cetro de MLB a la casa del mejor equipo durante toda la temporada, pero con un juego de desventaja y ante un rival que viene jugando pelota caliente.

Lo más interesante de esta edición del Clásico de Otoño es que cuando parece que la serie va tomando una tendencia, ocurre algo y nos hace cambiar de opinión, porque pasa todo lo opuesto a lo que había venido pasando, es decir, justo cuando parecía que el pitcheo iba a ser el común denominador, despertaron los cañoneros y han acaparado la nota, por encima de la labor de los serpentineros.

Recapitulemos. En el Juego 1, los Dodgers de Los Ángeles ganaron en casa 3-1, pero en el Juego 2, los Astros de Houston regresaron y derrotaron 7-6 a los californianos. Para el tercer duelo de la serie, los texanos se impusieron 5-3, para el Juego 4 los angelinos reaccionaron con autoridad y ganaron 6-2, pero el domingo por la noche es una cosa aparte.

El Juego 5, que terminó 13-12 a favor de los Astros, fue histórico por muchas cosas, como las grandes emociones y el enorme dramatismo, pero con 8 jonrones se impuso una marca en el Clásico de Otoño y fue el segundo encuentro de la Serie Mundial con más carreraje. Duró 5 horas y 17 minutos, un partidazo que terminó en extra innings, en la décima entrada.

Para este Juego 6 hay mucho qué analizar, pero sobre todo, partamos por los abridores. Para el duelo de este martes, los visitantes Houston Astros (3-2) mandan a la lomita a su as, Justin Verlander (15-8; 3.36 ERA), mientras que los Dodgers anuncian como probable abridor a Rich Hill (12-8; 3.32 ERA).

En su más reciente apertura ante los angelinos, en el Juego 2, el 25 de Octubre, transitó 6.0 innings, concedió dos boletos, recetó cinco ponches, y toleró dos imparables, pero ambos fueron jonrones y le hicieron tres carreras. Salió sin decisión, pues sus compañeros los rescataron y al final triunfaron los texanos 7-6.

En el caso de Hill, su más reciente salida fue ese mismo día, el 25 de octubre, pero apenas permaneció en la lomita 4.0 innings, regaló tres pasaportes y abanicó a siete, permitió tres indiscutibles y le hicieron una carrera. Salió sin decisión.

En sus tres últimas salidas, Verlander se ha ido a over en dos de ellos, y en la apuesta directa, los Astros han ganado sus partidos. En lo que respecta a Hill, perdió el más reciente con over, y le antecedieron dos triunfos, uno en under y otro en altas.

Hablando de tendencias, ahora el total de carreras se marca en 8, en lo que se refiere a over/under (altas/bajas) para el Juego 6. La balanza podría inclinarse del lado de los batazos, por lo que hemos visto, aunque ojo con lo que comentamos, pudiera presentarse un duelo de pitcheo y no debemos descartarlo. Pero definitivamente les aconsejamos apostar a las altas.

En lo que se refiere a moneyline (línea de dinero) Dodgers es el favorito, con -165, es decir, por cada 165 dólares invertidos, ganan 100, y los Astros son los desfavorecidos (underdog) con -155, lo cual quiere decir que una apuesta de 100 dólares les haría ganar 155 si los texanos se llevan el triunfo y, por ende, el cetro de la Serie Mundial. En ese sentido conviene mejor apostar por Houston.

Algunas otras tendencias que nos pueden hacer pensar mejor nuestra apuesta radican en los antecedentes. Los Dodgers tienen marca de 15-5 en sus últimos 20 compromisos en lo que a apuesta directa se refiere y poseen récord de 9-1 en apuesta directa en juegos como local. Jugando en casa ante Houston, los californianos tienen marca de 7-2 en apuesta derecha. En 6 de los últimos 9 juegos de Los Ángeles, el marcador se ha ido a bajas ante Astros.

En cuanto a Houston, tienen récord de 5-2 en sus últimos 7 partidos en lo que a apuesta directa se refiere, aunque en gira están 1-4 en apuesta derecha. Sin embargo, teniendo como rival a los Dodgers, los Astros tienen récord de 6-2 en sus 8 duelos directos más recientes en lo que a apuesta derecha se refiere.

En definitiva, las tendencias de apuesta se inclinan a los Dodgers, pero si se trata de arriesgar pensando en ganar, les recomiendo duplicar su apuesta a favor de Houston, es decir, si iban a destinar 250 pesos, por ejemplo, para la causa de los Astros, no sería mala idea duplicar el monto, y pensar así en doblar la ganancia.

Se nos acaba la temporada 2017 del beisbol de las Grandes Ligas, pero mientras eso ocurre, no cabe la menor de las dudas que da la impresión de que lo mejor está por venir. Éxito en sus apuestas y si es el último juego del año, que les vaya bien.



Escrito por: Israel German de El Blog de Apuestas

Conoce los momios de apuesta


Los pronósticos sugeridos no se asegura que sea ganadores.